SALUD CANINA
volver al INDICE  

Este artículo es SOLAMENTE a título informativo.
JAMAS administre medicamentos, ni diagnostique, ni haga tratamientos por su propia cuenta.

Recurra SIEMPRE a su Veterinario.

REACCIONES ADVERSAS A LAS VACUNAS

Las reacciones adversas se han visto durante años. Sin embargo comparando los riesgos de no vacunar con los riesgos de una reacción adversa, es mejor vacunar. Los efectos adversos pueden variar con el tipo de vacuna usada, la edad y la raza del perro. La anafilaxia es una de las reacciones más serias.


ANAFILAXIA:

La anafilaxia es una reacción alérgica inmediata a algo ingerido o inyectado. Si no se trata, el resultado es un shock, una falla cardíaca y respiratoria y la posterior muerte. Una reacción anafiláctica puede ocurrir como resultado de una vacuna. La reacción usualmente ocurre de minutos a horas (menos de 24). Se estima que ocurre un caso de anafilaxia cada 15.000 dosis de la vacuna administrada.

Los síntomas más comunes de la anafilaxia son la diarrea repentina, vómitos, contractura de la cara, shock, coma y muerte. Las encías de los animales se ponen pálidas y los miembros muy fríos. El corazón late muy rápido pero el pulso es débil.

Esto es de extrema urgencia. Si Ud. piensa que su perro está teniendo una reacción anafiláctica, busque ayuda veterinaria de inmediato. Se le administrará epinefrina tan pronto como sea posible, estamos hablando de minutos. Fluidos IV, oxígeno y otras medicaciones se darán si son necesarias.

Las reacciones anafilácticas son más comunmente asociadas con el uso de 'vacunas muertas' como la de la rabia, coronavirus canino, y leptospirosis. Las 'vacunas muertas' tiene más partículas de virus o bacterias por dosis y tienen además químicos para mejorar la respuesta inmune del perro. Estas caractéristicas también incrementan el riesgo a una reacción alérgica a la vacuna.

Si su mascota alguna vez ha tenido alguna reacción a alguna vacuna, las vacunas subsiguientes deben serle siempre administradas por un veterinario. En algunos casos, algunas vacunas pueden ser excluídas del esquema de vacunación de su mascota o se puede usar un tipo diferente de vacuna. El veterinario puede poner un cateter en la vena del animal para que si ocurre una reacción, se le puedan dar los medicamentos necesarios inmediatamente. Dependiendo de la situación, su mascota puede necesitar quedarse en el consultorio veterinario por un período de 30mm a varias horas. Aún con estas precauciones las reacciones igual pueden ocurrir.

Si Ud. mismo vacuna a su mascota, debe tener epinefrine a mano y saber cómo usarla. Pero por supuesto recomendamos que las vacunas las administre un veterinario.

Algunos estudios han mostrado que los perros con atopía y que son vacunados durante el período de alto riesgo de alergia han incrementado los riesgos de desarrollar signos alérgicos más severos. Se sugiere que los perros con alergias de estación sean vacunados durante la estación de 'no alergia'.

ENFERMEDADES DEL OJO Y NEUROLÓGICAS:

Los síntomas neurológicos son los más comunes de una reacción a una vacuna vista en perros y gatos. La vacuna contra el distemper canino es la causa más común de una enfermedad neurológica, y puede causar una inflamación del cerebro. Las lesiones cerebrales se han reportado en cachorros menores a cinco semanas de vida que habían sido vacunados con 'vacunas modificadas vivas'
El adenovirus-1 canino es conocido como causante de una inflamación del ojo, a veces llamada 'ojo azul'. La mayoría de las vacunas hoy contienen adenovirus-2 en vez del 1, y así casi se ha eliminado las chances de esta reacción.

INCOMODIDADES:

Puede ocurrir en forma local: dolor, hinchazón e irritación. Estos efectos generalmente ocurren dentro de los 30mm a una semana de la vacuna. Si el síntoma persiste o es severo, contacte a su veterinario.


FIEBRE, POCO APETITO Y POCA ACTIVIDAD:

Esto puede observarse durante los 1-2 días siguientes a administrada la vacuna, más comunmente cuando son vacunas 'vivas modificadas'.

Pueden ocurrir enfermedades severas si accidentalmente se inyectaran las vacunas que fueron designadas para ser dadas en forma intranasal. También pueden ocurrir reacciones graves si cualquier vacuna inyectable entra en el ojo, nariz o boca del animal.

SIGNOS RESPIRATORIOS LUEGO DE ADMINISTRAR VACUNAS INTRANASALES:

Los perros vacunados con la Bordatella intranasal y/o vacuna contra la parainfluenza pueden desarrollar algo de tos que generalmente no requiere tratmiento.

Poliartritis inmune en Akitas. Ciertas líneas de akitas pueden tener inmunodeficiencias que los hacen proclives a reacciones adversas seguidas a una vacuna. Pueden desarrollar artritis en una o más articulaciones que generalmente es progresiva.
Osteodistrofia hipertrófica. Ciertas líneas de Weimaraners y otras razas grandes pueden desarrollar una osteodistrofia hipertrófica luego de la vacunación contra el distemper canino dada entre los dos meses a cinco meses de vida del animal. La osteodistrofia hipertrofica es tratada con glucocorticoides y generalmente los signos de la enfermedad desaparecen.

DEFECTOS DE NACIMIENTO O INFECCIONES:

La vacunación de animales preñadas con una vacuna 'viva modificada' puede resultar en defectos de nacimiento para los cachorros o abortos. Se recomienda que las vacunas 'vivas modificadas' nunca sean administradas a hembras preñadas. Además, vacunar a los cachorros menores de 4-5 semanas de edad puede resultar en una infección para ellos y desarrollar la enfermedad por las mismas vacunas 'vivas modificadas'

SUMARIO:

Como en todo procedimiento médico siempre hay riesgos de reacciones adversas o efectos secundrios. Estos riesgos deben ser comparados con los beneficios del procedimiento. Muchas de las enfermedades contra las cuales vacunamos son muy serias y letales. En la mayoría de los casos, los riesgos asociados con una vacunación son muy pequeños comparados con los riesgos de desarrollo de la enfermedad. Existen nuevas vacunas y nuevos métodos de administración, por esto los riesgos cada vez son menores