Perros del Uruguay
volver a Grupo I
volver a Criadores

OVEJERO ALEMAN

PASTOR ALEMAN

Criaderos de Ovejero Aleman    
OVEJERO ALEMAN - Perros del Uruguay Proveniente de antiguas razas de pastoreo y granja, y asociado por siglos con el hombre como sirviente y compañero, el Pastor Alemán ha estado sujeto a un desarrollo intenso. Patrocinado por el Verein für Deutsche Schäferhunde, el club de origen de la raza, fundado en 1899 en Alemania, el culto al Pastor se esparce rápidamente desde 1914 por todo el mundo. El interés en la cría ha sido fomentada por clubes especializados en muchos paises como lo ha sido en los Estados Unidos por el German Shepherd Dog Club of America.

Desde un inicio y hasta ahora ha sido un perro de trabajo, el Pastor Alemán se ha desarrollado temperamental y estructuralmente mediante una cría selectiva, mediante su juzgamiento, que en conjunto, ha sido de un carácter constructivo, y mediante el entrenamiento especializado. Considerando primero el lado más importante del perro - su carácter - el del Pastor se distingue para la lealtad, el coraje y la capacidad para asimilar y retener entrenamiento para un gran número de servicios especializados.

Debería ser balanceado en disposición, equilibrio, no excitable y con nervios bien controlados. Para el trabajo típico de apiñar ovejas, no debe dispararse descontrolado o ser tímido y debe tener el coraje para proteger su rebaño de ataques de animales o humanos. Para el trabajo como perro policía, un desarrollo que siguió gracias a su aptitud natural para recibir entrenamiento, debe tener coraje también, pero además, debe ser capaz de hacer uso del gran olfato que comúnmente posee. Como lazarillo, el Pastor Alemán debe poseer una alta inteligencia y discriminación, que involucre las cualidades de observación, paciencia, vigilante fiel y compañero. Estas cualidades, han encariñado al Pastor Alemán con las personas de prácticamente cada país del globo, como compañero, protector y amigo. El Pastor Alemán no es un peleador belicoso, pero si un audaz y castigador combatiente si lo necesita ser. En su relación con el ser humano no da afecto ligeramente, tiene una abundancia de dignidad y alguna sospecha de los forasteros, pero su amistad, una vez dada, se da para toda la vida.

Fisicamente, el Pastor Alemán se ha desarrollado al punto de aptitud casi ideal para el trabajo al que está llamado a realizar. Es un perro de tamaño medio con el peso suficiente para ser efectivo como pastor o perro policía, pero no suficiente para ser engorroso o abultado.

Por una cuidadosa y selectiva crianza, el trote naturalmente fácil del Pastor Alemán se ha llevado a una perfección tal, que pareciera moverse sin esfuerzo. Esencialmente es un animal trotador, su estructura ha sido modificada para el aumento de poder, elasticidad y longitud de su marcha. Siendo las otras variables iguales, el mejor Pastor es el que cubre la mayor cantidad de terreno con el menor gasto de energía. Tan bien coordinada y harmoniosa es esta marcha que el perro parece deslizarse sin esfuerzo visible, suspendido, casi se podría pensar, que su dorso se mantiene firme y estable.

La impresión del perro como una totalidad es una combinación de nobleza, poder y agilidad. Debe ser bien balanceado, cuarto trasero y delantero deben compensarse el uno al otro en su desarrollo. Su contorno debería ser suave y parejo, y la línea dorsal del perro, desde la oreja a la punta de la cola, una sucesión armoniosa y única de curvas continuas. El Pastor Alemán es un perro natural, que no se cambia a cualquier antojo del circuito de exposiciones.

ESTÁNDAR PARA EL PASTOR ALEMÁN
El Aspecto General

La impresión primera de un buen Pastor Alemán es el de un animal fuerte, ágil, bien musculado, alerta y lleno de vida. Es bien equilibrado , con un desarrollo armonioso del cuarto trasero y delantero. El perro es más largo que alto, de cuerpo profundo, y presenta una silueta suave más que angulada. Luce substancial (no delgado y largo), dando la impresión, tanto en reposo como en movimiento, de aptitud muscular y agilidad sin parecer desgarbado o falto de ejercicio. El perro ideal tiene una mirada cálida y noble difícil definir, pero inconfundible cuando se presenta. Las características secundarias de los sexos se marcan fuertemente, y cada animal da una impresión definitiva de macho o hembra, según su sexo.

Tamaño y Proporción

La altura deseada en los machos, medida en el punto más alto de los hombros será de 61 a 66 centímetros y en las perras de 56 a 61 cm. El Pastor Alemán es más largo que alto, con una proporción deseada de 10 a 8,5. El largo se mide desde el punto anterior del proesternón al borde trasero de la pelvis (tuberosidad isquiática). La proporción mayor no se obtiene por un dorso largo, sino de la longitud total con relación a la altura promedio, que se obtiene por el alto de los cuartos delanteros, la cruz y cuartos traseros, en la vista lateral.

Cabeza

La cabeza es noble, nítidamente cincelada, fuerte pero sin asperezas, pero sobre todo no fina y en tamaño proporcional al cuerpo. La cabeza del macho es claramente masculina y la de la perra claramente femenina. La expresión es aguda, inteligente y serena. Los ojos son de tamaño medio, de forma almendrada, ubicados oblicuamente y sin sobresalir. El color debe ser lo más obscuro posible. Las orejas son moderadamente puntiagudas, en proporción al cráneo, abiertas hacia el frente y llevadas verticales durante la alerta, la disposición ideal es en la cual la línea media de las orejas, inspeccionadas desde el frente, son paralelas entre si y perpendiculares al terreno. Un perro con orejas cortas o caídas debe descalificarse. Vista del frente la frente es moderadamente arqueada e inclinada, con forma de cuña sin ser puntiaguda. El hocico es largo y fuerte, y su línea superior es paralela a la del cráneo. La nariz debe ser negra, un perro con una nariz que no sea predominantemente negra debe descalificarse. Los labios se adaptan firmemente, las mandíbulas se desarrollan fuertemente, los dientes, 42 en total (20 superiores y 22 inferiores) son fuertes y forman una mordedura de tijera, donde la superficie interior de los incisivos superiores está en contacto con la superficie exterior de los incisivos inferiores. Una mandíbula sobresaliente o una mordedura plana es indeseable. Una mandíbula sobresaliente es una falla descalificadora. La dentición completa es preferida. Cualquier diente perdido a excepción del primer premolar es una falla seria.

Cuello, Cuerpo y Lomo

El cuello es fuerte y musculado, de corte neto y relativamente largo, proporcionado al tamaño de la cabeza y sin arrugas en la piel. Cuando el perro está atento o excitado, la cabeza se levanta y el cuello se lleva en alto; la disposición típica de la cabeza es anterior y más alta que la cima de los hombros, particularmente en el movimiento. La línea superior del cuerpo es ligeramente inclinada. El lomo es derecho, muy fuertemente desarrollado sin hundimientos y relativamente corto. La estructura entera del cuerpo da una impresión de profundidad y solidez. El tórax que comienza en el proesternón, se llena bien y es llevado bien abajo entre las patas. Es profundo y con capacidad, nunca delgado, con una caja amplia para pulmones y corazón, llevado hacia adelante, con el proesternón sobresaliendo de la línea de los hombros. Las costillas fuertes y largas, ni con forma de barril ni demasiado planas, se extienden hacia el esternón a la altura de los codos. La caja costal correcta permite que los codos se muevan libremente cuando el perro trota. Demasiado convexa ocasiona interferencia y desplaza los codos fuera; demasiado plana o corta ocasiona codos apretados. Las costillas llegan bien atrás de modo que el lomo es relativamente corto. El abdomen firme y no panzudo. La línea inferior está sólo moderadamente metida en el lomo. El lomo inspeccionado desde arriba, es ancho y fuerte. La longitud desmedida entre la última costilla y el muslo, en la vista lateral, es indeseable. El anca es larga y gradualmente inclinada. La cola espesa, con la última vértebra extendida por lo menos hasta la articulación del corvejón. Es mantenida baja y pegada al anca, el resto de la cola cuelga en una curva delgada como un sable. Un gancho delgado, a veces llevado al lado, es defectuoso únicamente si alcanza a perturbar el aspecto general. Cuando el perro se excita o en el movimiento, la curva se acentúa y la cola se levanta, pero nunca debería llegar más allá de una línea vertical. La cola demasiado corta, o con punta arremolinada debido a una anquilosis, son fallas serias. Un perro con una cola no desarrollada debe descalificarse.

Cuartos Anteriores

Las escápulas son largas, oblicuas y planas. El húmero se une a la escápula en ángulo recto. Ambos deben ser musculosos. El rádio y cúbito, inspeccionados desde todos los ángulos, deben ser rectos y los huesos más bien ovales que redondos. Los metacarpos son fuertes y elásticos y con un ángulo de aproximadamente 25 grados con respecto a la vertical. El dedo superior de los miembros anteriores pueden quitarse, pero normalmente se dejan. Las patas son cortas y compactas con los dedos bien arqueados, cojinetes gruesos y firmes, uñas cortas y obscuras.

Cuartos traseros

El conjunto completo del muslo, visto desde el lado, es ancho, con la zona femoral y tibial bien musculosas, uniéndose ambas en ángulo recto. La zona femoral es paralela a la escapula mientras que la zona tibial es paralela al lomo. El metatarso (la unión entre la articulación del corvejón y el pie) es corto, fuerte y estrechamente articulado. Los dedos superiores, siempre deben quitarse de los miembros traseros. Las patas son iguales a las del miembro anterior.

Pelaje

El perro ideal tiene un pelaje de doble capa y es de longitud media. El pelaje exterior debería ser lo más denso posible, pelo recto, duro y que caiga sobre el cuerpo. Un pelaje exterior ligeramente ondulado, frecuentemente de textura resistente, es permisible. La cabeza, incluyendo el interior de la oreja y la zona anterior de la cara, las piernas y las zarpas se cubren con un pelo corto y el cuello con pelo más largo y más grueso. La zona posterior de los miembros anteriores y piernas traseras tienen pelo algo más largo que se extiende hasta el carpo y el corvejón, respectivamente. Las faltas en el pelaje son: pelo blando, sedoso, demasiado largo, lanoso, crespo y pelaje abierto.

Color

El Perro Pastor Alemán varía en color, la mayoría de los colores son permisibles. Los colores fuertes se prefieren. Color pálido, lavado, negro con tinte azul o muy vivo son fallas serias. Un perro blanco debe descalificarse.

La marcha

El Pastor Alemán es un perro trotador y su estructura ha sido desarrollada para permitir los requerimientos de su trabajo. Impresión general: La marcha es alargada, elástica, aparentemente sin esfuerzo, plana y rítmica, cubriendo la máxima cantidad de terreno con el mínimo número de pasos. Al caminar cubre una gran cantidad de terreno, con un tranco largo de los miembros posteriores y anteriores. Al trote el perro cubre todavía más terreno gracias a un tranco más largo y parejo, se mueve poderosa pero fácilmente, con la coordinación y balance necesarios para que la marcha parezca ser el movimiento constante de una bien lubricada máquina. Los patas viajan cerca del terreno tanto en el movimiento hacia adelante como hacia atrás. A fin de lograr un movimiento ideal de este tipo, debe existir un buen desarrollo muscular y de ligamentos. Los cuartos traseros entregan, a través del lomo, un poderoso empujón que ligeramente levanta al animal y dirige el cuerpo hacia adelante. Extendiéndose hacia adelante y pasando la pisada izquierda de la pata delantera, la pata trasera toma contacto con el piso, entonces el corvejón para y el fémur entra en acción y con una barrida del lomo y el empuje del miembro posterior termina con la pata en el piso mediante un suave movimiento hacia adelante. La sobrextensión de los cuartos traseros usualmente necesita que la pata trasera pase por fuera y la otra pase por dentro de la pisada de la pata delantera, tal acción no es falta, a menos que la locomoción sea " de cangrejo " y que el cuerpo del perro se salga a un lado de la línea recta normal. Transmisión: La típica marcha suave y fluida es mantenida con gran fuerza y firmeza del lomo. La totalidad del esfuerzo de los cuartos traseros es transmitida a los delanteros a través del lomo, torso y cruz. Al trote el lomo permanece firme y a nivel, sin oscilar o balancearse, dar latigazos o extenderse. Una línea dorsal no a nivel, con la cruz más baja que la cadera es falta. Para compensar el movimiento hacia adelante impartido por los cuartos traseros, los hombros deberían abrirse en toda su extensión. Los miembros anteriores deberían extenderse pegados al suelo, en un largo paso en harmonía con los de los cuartos traseros. El perro no puede pisar fuera de dos líneas paralelas, pero si dirigir los miembros en dirección a la línea media del cuerpo cuando trota, para así mantener el balance. Las patas se acercan estrechamente pero no se golpean o cruzan unas con otras. Inspeccionadas desde el frente, los miembros anteriores se mueven desde la articulación del hombro a las patas en línea recta. Inspeccionadas desde la retaguardia, los miembros posteriores se mueven desde la articulación de cadera a las patas en línea recta. Las fallas en la marcha, ya sean miradas desde el frente, atrás o el lado serán consideradas fallas muy graves.

Temperamento

La raza tiene una personalidad distintiva marcada por ser directa, audaz ( pero no agresiva ) y expresiva. El perro debe tener confianza en sí mismo y una cierta reserva que no permite crear amistades inmediatas e indiscriminadas. El perro debe ser abordable, permanecer sosegadamente en su terreno, mostrar confianza y consentimiento que permita un acercamiento sin que el mismo lo haga. Ser reposado, pero cuando la ocasión lo exija, ansioso y alerta; ambas características se ajustan y disponen apropiadamente para servir en su rol como compañero, perro guardián, lazarillo, pastor o para cualquier circunstancia en que se lo necesite. El perro no debe ser tímido, esconderse detrás de su dueño o entrenador; no debería ser nervioso, mirar con expresión ansiosa o mostrar reacciones nerviosas, tal como meter la cola entre las patas traseras ante cosas o sonidos extraños. El miedo a lo que lo rodea no es típica de un buen carácter. Cualquiera de las deficiencias mencionadas en el carácter deben penalizarse como fallas serias y cualquier perro que exponga una pronunciada cantidad de alguna de ellas debe ser retirado del circuito. Debe ser posible que el juez observe los dientes y determine que ambos testículos han descendido. Cualquier perro que intenta morder al juez debe descalificarse. El perro ideal es un animal de trabajo con un carácter incorruptible combinado con el cuerpo y marcha apropiada para el trabajo arduo que constituye su propósito primario.

DESCALIFICACIONES

Orejas cortas o caídas
Nariz no predominantemente negra
Mandíbula superior sobresaliente
Cola corta
Los perros blancos
Cualquier perro que intente morder al juez

HOME l RAZAS l CRIADORES l VETERINARIAS l ARTS. P/PERROS l ALIMENTOS l SALUD l CONSEJOS l EXPOSICIONES l AGILITY
HANDLERS l ADIESTRAMIENTO l PENSIONADOS l KENNEL CLUBS l RADIO Y TV l PUBLICACIONES l ARTE l BUSCO PAREJA
PERDIDOS l ENCONTRADOS l COMPRO/VENDO l ADOPCIONES l CEMENTERIOS l DISEÑO WEB l LINKS l
l CONTACTO l