SALUD CANINA
volver al INDICE  

Este artículo es SOLAMENTE a título informativo.
JAMAS administre medicamentos, ni diagnostique, ni haga tratamientos por su propia cuenta.

Recurra SIEMPRE a su Veterinario.

BRUCELOSIS

La brucelosis es una enfermedad causada por la Brucela Canis que es una bacteria que fue primero aislada de un feto muerto en la mitad de los años '60. Es la bacteria más común que puede infectar a las perras y a sus fetos. Se sospecha que 1 de cada 10 perros en USA puede ser portador de la Brucela Canis.
Esta bacteria puede ser transmitida al ser humano, especialmente a aquellos que manejan fetos abortados. Los humanos pueden desarrollar un deterioro en el hígado o mismo artritis.

Los avances médicos para controlar esta enfermedad no han sido muchos. Contrariamente a algunas opiniones, este es un mal muy difícil de tratar y en la mayoría de los casos el tratamiento no es exitoso. Mucha gente suele decir "si mi perro se la agarra, bueno, lo tratré". Esto es un error serio porque Ud. probablemente no pueda curarlo, y si lo hace, el individuo probablemente quedará estéril.

Transmision de la Brucela Canis:

Se transmite sexualmente entre machos y hembras. La brucela canis puede vivir en los tejidos vaginales y uterinos y en sus secreciones durante años y en muchos casos, durante toda la vida. La perra infectada aparentemente está bien, saludable, sin signos de la enfermedad o con nada que indique que es portadora o huesped de este organismo. Puede esparcir la bacteria a otros animales a través de su orina, fetos abortados, o más comunmente durante el cruzamiento con un macho. Una vez preñada, la bacteria también infectará a los fetos en desarrollo causándoles la enfermedad.

En los machos, la bacteria vive en los testículos y en los fluídos seminales. Un macho infectado es tan peligroso como una hembra ya que él también puede esparcir la bacteria a través de su orina o semen. La mayoría de las veces tampoco se ven síntomas en el perro, excepto en casos avanzados en que los testículos pueden variar su tamaño.

Las camadas son generalmente abortadas, usualmente esto se da en las dos ultimas semanas de la gestación, o los cachorros pueden morir poco después de nacer. Si una hembra aborta luego de los 45 días de gestación, Ud. puede ya sospechar y mucho de que haya una brucelosis. Generalmente los fetos están parcialmente deteriorados y acompañados por una descarga vaginal gris verdosa. Esta descarga puede tener gran número de la bacteria brucela canis. Si los embriones mueren temprano, no habrá aborto, pero los fetos pueden ser reabsorbidos y la hembra puede que no parezca haber estado preñada en ningún momento.

¿Cuáles son los riesgos?

Son grandes porque la brucela canis es trasmisible al ser humano. Es mejor evitar todo contacto con fetos muertos y con la descarga vaginal asociada. La hembra infectada tendrá pocas posibilidades de mantener otro embarazo en el futuro. Además transmitirá la enfermedad a cualquier macho con la cual se la cruce nuevamente transmitiéndole también a él problemas de infertilidad.

Testeo

El procedimiento para saber si hay brucelosis es un analisis de sangre. Como la bacteria se transmite más que nada por el acto de la cruza, es importante testear a los dos perros, macho y hembra, antes de la cruza. Si un macho o hembra fue testeado hace un año pero ha sido cruzado luego de este test, debe ser testeada/o nuevamente ya que se puede haber enfermado en ese momento. Esta es la única manera segura para detectar a los portadores.

En casos de aborto, la bacteria puede ser aislada del feto abortado. Un test de sangre a la madre también ayuda a confirmar si el aborto fue por brucelosis.


Prevención

Si le es posible, cada perro que quiera para cruzar (macho o hembra) debe ser aislado por dos semanas antes de llegar a su criadero. Al final de esas dos semanas, su veterinario puede hacerle un test de sangre para ver si tiene brucelosis. Haga esto aunque le digan que el perro ha sido testeado antes de que se lo enviaran. Esto parece ser excesivo, pero Ud. gastará mucho más dinero si la brucelosis se instala en su criadero, para no mencionar la distorción en su programa de crianza y pérdida de potecial genético.

La inseminación artificial puede disminuir el riesgo de la brucelosis. Pero la hembra puede infectarse durante la ins. artif. si se usara semen infectado. Por supuesto, la ins. artif. para el macho, no será divertida, pero será muy segura.

Todos los machos y hembras que den 'positivo' no deben ser usados para cría. Deberían castrarse, al menos es lo que se recomienda. Hay varios tests de sangre que se pueden hacer para ver con quién debe criarse y quién está infectado (es portador).

Tratamiento

No hay un tratamiento válido para la brucelosis. La bacteria vive dentro de las células del perro por eso es difícil llegar a ella con antibióticos. Cualquier intento de tratamiento requiere el uso de múltiples tipos de antibióticos. Algunos de ellos, como el doxycycline, el minicycline y el dihydrostreptomycin han sido parcialmente efectivos causando una reducción temporaria en los organismos bacterianos luego de varias semanas de tratamiento. Una cura completa es casi imposible, por eso se recomienda que los perros infectados sean castrados.

Como regla, no use para cría a individuos de los cuales le digan a Ud. que fueron tratados y curados. Los paciente "curados" a menudo comienzan a esparcir la bacteria meses o hasta años luego de haber recibido el tratamiento y de haberse "curado".

Peligros en la salud humana

La gente puede infectarse con la Brucela Canis. No se debe tener contacto con fetos muertos o con las descargas de perras abortando. La transmisión también puede darse con las secreciones del macho.

En conclusión: testeo y aislamiento. No se confíe en una cura incierta. No juegue con fuego en su criadero y recuerde que uno de cada 10 perros puede ser portador.